Bruxismo

Agendar una consulta Escribinos al WhatsApp  
Sobre este tratamiento

La toxina botulínica para el bruxismo se aplica mediante pequeñas inyecciones en los músculos encargados de mover la mandíbula. Esto consigue disminuir los movimientos involuntarios sin afectar a la capacidad de masticación. Así, el músculo no se ve sometido a la presión constante y consigue aliviar las molestias derivadas.

Medios de pago

Sobre Bruxismo

La toxina botulínica para el bruxismo es una solución que permite reducir las contracciones inconscientes de la mandíbula y mejorar, así, nuestra salud.

ESPECIFICACIONES

Ambulatorio
El paciente puede retomar su rutina diaria inmediatamente después de su aplicación.
Rápido
Es un tratamiento cuya aplicación demora aproximadamente 20 minutos.
Eficiente
Con una sola aplicación los resultados permanecen entre 6 y 12 meses.

BENEFICIOS

Rostro más afinado
Ayuda a definir los pómulos ya que al suavizar los músculos de la mandíbula, el hueso se ve más pronunciado y esculpido.
Elimina el dolor
La aplicación de toxina botulínica elimina el dolor y las cefaleas, lo que mejora notablemente la calidad de vida y del sueño.

SEGUNIOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

¿Cómo podemos ayudarte?